Horóscopos 2022 – Libra, Escorpio y Sagitario

Libra

Buenas noticias, Libra. Este puede ser un gran año para ti. Ya era hora de que los planetas se pusieran de tu parte, porque últimamente lo necesitabas. Y sí, habrá buenas energías, pero también tendrás que arrimar el hombro. Es un año de oportunidades, pero si la ocasión no se aprovecha, ¿de qué sirve?

La primera mitad del año es para que te pongas en serio con tus rutinas, con el trabajo, con la salud. Surgirán buenas ocasiones para mejorar en cualquiera de estos ámbitos, o en todos. Será importante que adquieras un poco más de disciplina, pero como los vientos soplan a favor, con un poquito de esfuerzo, se obtendrán grandes resultados. ¿A que suena bien? Pues lo mejor vendrá en la segunda mitad de 2022. Porque ahí te llegará la energía en forma de ayudas por parte de personas que son muy importantes para ti. De hecho, es de esperar que tus relaciones de pareja mejoren sustancialmente, o que se favorezca una asociación con otra persona. Para los Libra que anden solteros, hay oportunidades sentimentales que no deben dejar de lado.

Como no te gusta hacer las cosas en soledad, creo que te sentirás muy feliz de saber que vas a tener apoyos. Y esto es sólo el principio, porque esa energía ha llegado para quedarse, al menos por un tiempo prolongado. Luego, ya es cosa tuya cultivarla y mantenerla a tu lado. Eso sí, los retos de este año tienen que ver con el dinero, con el que ganas o con el que recibes. Cuida muy bien tus gastos y no tendrás nada que lamentar. Hazme caso.

Enero. El año comienza relativamente tranquilo para ti. Aprovecha para sacar adelante todos tus proyectos, sobre todo en la primera mitad de enero. La segunda, con la retrogradación de Mercurio, todo se vuelve más lento y complicado. Temas de amor o relacionados con los hijos o la creatividad, pueden ir algo despacio en la última quincena. Será temporal

Escorpio

Escorpio, te toca ser uno de los signos protagonistas en este nuevo año. Viene para ti un ciclo de profundas transformaciones, que realmente ya comenzaron a finales de 2021. De momento, es probable que lo hayas notado como algo externo, como algo que te venía de fuera o que implicaba a los demás. Pero no te engañes: el foco de los cambios está centrado en ti. Este es un ciclo donde tienes que ponerte en serio con tu propio bienestar interior. Es probable que haya ciertas fricciones con la pareja o con personas muy cercanas. Pero como digo, esto sólo refleja tus propios movimientos interiores.

El ciclo de los eclipses está sobre tu cabeza, obligándote a dejar atrás todo lo que ya no sirve. Es un tiempo de cerrar el pasado, de sanar heridas. No puedes seguir con las mismas rutinas, con los mismos patrones de respuesta emocional. Hay que curar y no lamentar. De hecho, los primeros meses del año te traen ciertas oportunidades para que brilles y des un nuevo impulso a tu vida. Incluso es posible que te enamores o tengas un arranque de pasión. Todo eso está muy bien, pero recuerda que es una señal para que cambies lo que ya no te vale. De este ciclo, saldrás más fuerte, pero también con más sabiduría. Entendiendo que, a veces, menos es más.

La pregunta pendiente es ¿te atreverás? Si has estado en un ciclo de dolor o victimismo, es hora de cambiar de actitud. Si te has estado escondiendo de la vida, es hora de salir a la luz. Si señalabas a los otros como responsables de esto o aquello, ahora es el momento de mirarte en el espejo. Tomar la responsabilidad de tu bienestar. Esto supondrá un antes y un después para ti. Un punto de inflexión en tu vida.

Enero. Ciertas tensiones llegan a ti a través de la pareja o de las personas más significativas de tu entorno. Es un momento algo complicado, pero pasajero. Más bien, deberías aprovechar para hacer acopio de fuerzas, para ponerte en serio con tus proyectos. El año viene con muchas idas y venidas, así que no dejes escapar ningún momento bueno. La segunda mitad del mes, tendrás que atender temas del hogar o la familia. Con calma.

Sagitario

2022 va a ser un año relativamente tranquilo para ti. Tendrás tus retos y también tus oportunidades. Pero dentro de la tónica positiva de este año, las oportunidades serán más que los retos. Empezaré por estos últimos. La salud y el trabajo que realizas cada día requieren una atención especial en este ciclo, y puede que en algún momento, haya cierta tensión sobre estos asuntos. Será importante que revises cómo cuidas tu cuerpo y tu mente, que te alimentes de un modo sano, tanto física como espiritualmente. En torno a los eclipses de mayo y noviembre, podrías aprovechar para iniciar un tratamiento de salud, una dieta, o una rutina de ejercicios.

Ahora vamos con lo bueno. Júpiter está formando buenos aspectos este año, que nos permiten dar un paso adelante después de esta época tan oscura que hemos vivido. A ti te ayudará en todo lo relacionado con el hogar y la familia en la primera mitad del año. Si tienes temas pendientes con personas de edad, o si estás pensando mejorar algo en tu hogar (o incluso cambiarte de casa), será un ciclo bastante favorable. Para aquellas personas que estén viviendo en un lugar alejado de aquel donde solían estar, es un momento muy propicio para echar raíces, para sentirse cada vez más integrados en el nuevo entorno. En general, será una energía muy benéfica, tranquilizadora y estable.

Pero como Sagitario no puede echar raíces demasiado profundas, en la segunda mitad del año surgirán las ganas de vivir nuevas experiencias. No es nada malo, porque ya tienes una base segura desde la que moverte, o seguridad con las personas mayores de la familia. De hecho, la segunda mitad es favorable para el amor, para la diversión, o para cualquier empeño creativo. Sin duda, es un año para crecer de verdad, con fuerza y hacia la luz.

Enero. Empiezas el año con una poderosa energía. Marte está contigo y en algunos aspectos, te obliga a dar pasos adelante, a atreverte con todo. Quizás te pidan que bajes de revoluciones, porque en algún momento puedes ir como una apisonadora. Pero si sabes usar bien el poder de Marte, avanzarás en tus proyectos. Evita conflictos y discusiones, especialmente en la segunda mitad de enero. Pero no dejes de avanzar.