La última canción del Maestro

Todos somos seres espirituales, en camino hacia la liberación. Pero hasta que no seamos libres, volveremos de nuevo, y muchas veces, a esta vida terrenal, porque la existencia cíclica se perpetúa en tanto el alma no esté del todo libre de las emociones perturbadoras del ego que la tienen atada. En realidad, somos esclavos de nuestras emociones, que nos dominan y a menudo terminan en tragedia… ¡Bella libertad! La liberación no puede tener lazos ni apegos. Hay que mantener la actitud de un viajero que vuelve a casa.

Franco Battiato

El Maestro se va. Está haciendo las maletas para volver a casa, al auténtico hogar.

Nosotros, egoístas, desearíamos retenerlo. Pero ya nos ha dado mucho. Nos lo ha dado todo.

Esta es la última canción del Maestro. No habrá más.

Pero nos queda una esperanza, una certeza. Volveremos de nuevo, una y otra vez. Volveremos a vernos. Antes de la Liberación.

Volveremos de nuevo – Franco Battiato

Un sonido desciende desde muy lejos.
Ausencia de tiempo y espacio.
Nada se crea, todo se transforma.
La luz está en el ser luminoso,
irradia todo el cosmos.
Los ciudadanos del mundo buscan una tierra sin fronteras.
La vida no termina y como en el sueño,
el nacimiento es como el despertar.

Hasta que seamos libres,
volveremos de nuevo,
una y otra vez.

Sabes que el sueño es realidad.
Un mundo inviolado siempre nos ha estado esperando.
Los migrantes de Ganden [*] en cuerpos de luz, en planetas invisibles.

Muchas son las vías,
pero sólo una que conduce a la verdad:
hasta que seamos libres,
volveremos de nuevo,
una y otra vez.

Durante años he trabajado en el conocimiento del misterio insondable del pasaje. Desde “La puerta del miedo supremo” a “Nuestras almas”, hasta el documental “Cruzando el bardo”. “Volveremos de nuevo” es otro testimonio.

Franco Battiato

[*] Ganden es uno de los nombres del paraíso budista.