Iremos a escuchar Harlem en la esquina de Manhattan.
Le daremos color al té en los zocos de Amán.
Iremos a nadar en el río Senegal.
Y veremos arder Bombay bajo luces de bengala.

Iremos a rascar el cielo por debajo de Kyoto.
Sentiremos el latido de Río de Janeiro
Alzaremos los ojos hacia el techo de la Capilla Sixtina.
Y levantaremos nuestras copas en el Café Pouchkine.

Oh, qué bella es nuestra suerte,
en los miles de colores del ser humano,
entrelazados con nuestras diferencias,
en los cruces del destino.

Vosotros sois las estrellas, nosotros somos el universo.
Vosotros sois un grano de arena, nosotros el desierto.
Vosotros sois mil frases y yo soy el lapicero.
Oh oh oh oh oh oh oh
Vosotros sois el horizonte, nosotros somos el mar.
Vosotros sois las estaciones, nosotros somos la tierra.
Vosotros sois la costa y yo soy la espuma.
Oh oh oh oh oh oh oh

Diremos que los poetas no tienen banderas.
Haremos tantos días de fiesta como héroes tengamos.
Sabremos que los niños son los guardianes del alma.
Y que hay tantas reinas como mujeres.

Diremos que los encuentros hacen los viajes más bellos.
Veremos que solo merecemos lo que se comparte.
Escucharemos la música cantada en todas partes.
Y sabremos dar lo mejor que tenemos dentro.

Anuncios