2015 en una carta del Tarot

Podríamos representar este año 2015 a través de diversos arcanos del Tarot, pero puestos a buscar un reto difícil, he decidido adscribir el año a la carta que representa a los últimos dos dígitos, los que diferencian a este año del anterior y del siguiente, es decir, el año número 15 de este siglo XXI.

Y el reto es sin duda complicado, porque el Arcano número 15 es ni más ni menos que El Diablo.

Así que si vamos a trabajar con un símbolo poderoso, mejor hacerlo con un tarot complejo: el Tarot Thot de Aleister Crowley.

En este Tarot, la carta número 15 no presenta la imagen tradicional del Diablo, tal como podemos observar en el Tarot de Marsella o en el Rider-Waite. El arcano del Tarot Thot nos presenta a un personaje que nos observa de frente con su ojo triple: un macho cabrío del Himalaya. La elección del personaje central recuerda, claro está, la parte animalesca del diablo que observamos en el Tarot de Marsella y en tarots anteriores. Pero como sucede en este tarot, la elección del personaje y su apariencia no es casual.

El arcano 15 se asocia, dentro del sistema de la Golden Dawn, con el signo de Capricornio y su nombre hebreo (ayin) significa “ojo”.

Capricornio tiene como planeta regente a Saturno, y como planeta en exaltación a Marte, es decir, la materia y la pura energía masculina.

Capricornio es además el signo más elevado de la rueda zodiacal, lo que nos recuerda el antiguo adagio de que “la cabra tira al monte”. Así que estamos observando una energía que busca subir de las partes más bajas de la materia a las cumbres de la sabiduría, y que lo hace con fuerza y atrevimiento. De hecho, uno de los atributos de este arcano es “El Señor de las Puertas de la Materia”.

Si seguimos con la exploración de esta carta, observaremos que la figura caprina está situada frente a lo que evidentemente no es otra cosa que una figura fálica. En la base de este signo masculino, de potencia y elevación, hay dos testículos que portan en su interior semillas de creación.

Las figuras del testículo izquierdo son de características femeninas. Mientras que en el lado derecho, son masculinas o híbridas entre humano y animal. Observamos aquí también unas líneas pareadas que simbolizan los cromosomas y la división celular. Símbolos todos de la generación y la capacidad de fecundación.

¿Qué podemos extraer de esta carta como símbolo para el año 2015? Sin duda, la idea de generación, de creación: un tiempo para construir lo que se desea alcanzar, de subir a la montaña. A partir de la materia, deshaciendo las cadenas que nos hacen estar en lo más bajo, podemos ascender hacia la Luz. Pero esa ascensión sólo se logra empezando desde abajo, abriendo el tercer ojo y el tercer oído, haciendo el trabajo y sin esperar que las cosas vengan por arte de magia.

A partir de aquí, las hebras de nuestro ADN espiritual se unen como los cuernos del personaje central, para crear una nueva hélice, un nuevo despertar.

Anexo: Versiones del Arcano Número 15:

Hacia 1430
Tarot Marsella Jodorowsky-Camoin
Rider Waite Smith