¿Qué posees?

¿Qué es lo que realmente posees
y lo que has adquirido en esta vida?
¿Qué perlas has sacado
de las profundidades del mar?
En el día de tu muerte
tus sentidos físicos desaparecerán.
¿Tienes la luz espiritual
que ilumine tu corazón?
Cuando en la tumba tus ojos se llenen de polvo
¿brillará tu sepultura intensamente?

– Rumi “Masnavi II, 939-941”