Tu 2014 Numerológico

El Año Personal indica cuáles son las energías que estarán en vigor durante este período de tiempo. A cada año de nuestra vida le corresponde un número, que nos dará la medida de cuáles son los retos y las recompensas que encontraremos durante ese período de tiempo.

Para conocer la energía numerológica que regirá para ti en este año 2014 sólo tienes que sumar los dígitos correspondientes al día y mes de tu cumpleaños más los dígitos del año entrante: 2014.

Por ejemplo, si tu cumpleaños es el 18 de octubre, la suma es la siguiente:

18 + 10 + 2014 = 2042

A continuación, reduce esa cifra sumando los dígitos entre sí:

2 + 0 + 4 + 2 = 8

Así que para la persona de nuestro ejemplo, estamos ante un Año 8.

Si el número fuera mayor que 9, vuelve a realizar esta suma hasta que obtengas una cifra entre 1 y 9. Este proceso se llama Reducción Pitagórica.

Truco: Si no te apetece hacer la suma a mano y no tienes una calculadora, simplemente escribe la fórmula en la barra de búsquedas de Google: 18+10+2014 y tendrás la respuesta en un santiamén.

Ahora que ya sabes el dígito que regirá durante el nuevo año, puedes ver su significado a continuación:

Año 1: Un nuevo comienzo en tu vida

Este año significará el comienzo de un ciclo de nueve años en tu vida. Trae la promesa de nuevas y excitantes aventuras, en las que la existencia te traerá nuevos desafíos que marcarán el camino para el nuevo ciclo que empieza. Es un tiempo para clarificar tus metas y para hacer lo necesario para alcanzarlas.

Año 2: Desarrollo, cooperación y esperas

Este un tiempo de esperar y ver, un año en el que te encontrarás en la trastienda y en período de desarrollo. No es momento de forzar los resultados. Es tiempo para la cooperación, para construir relaciones que te beneficiarán en el futuro, para acumular y recoger. Se refuerzan los vínculos de pareja o se encuentra a alguien significativo.

Año 3: Expansión social y éxito creativo

Este es un año social, muy feliz, que generalmente tiende a aportar una energía muy brillante y luminosa. Es un año en el que entrarán nuevos amigos en tu vida, al tiempo que sigues tratando a los antiguos. Puedes derrochar tus energías y seguramente intentarás hacer demasiadas cosas a la vez.

Año 4: Trabajo duro y progreso lento pero continuado

La ligereza del año anterior será olvidada en este nuevo ciclo, ya que los acontecimientos de la vida te llevarán por otros derroteros. Este es un año para trabajar duro, para que el esfuerzo te lleve a superar las tareas que están pendientes. Hay que tocar la tierra y hacer cosas prácticas que den resultados tangibles.

Año 5: Sintiéndose libre y sin preocupaciones

En un año Cinco es de esperar que se produzcan cambios importantes en tu vida. Los horizontes se expanden y el crecimiento no tiene impedimentos. Seguramente harás muchos amigos nuevos ya que las actividades sociales serán importantes. Este es un año que traerá excitación, aventuras y libertad.

Año 6: Amor, familia, hogar y responsabilidades

Este año personal incrementa las responsabilidades y la preocupación por la familia, los seres amados y los amigos cercanos. Puede ser un año que te lleve a hacer algunos ajustes en tu vida, o a sacrificarte en bien de la familia o del círculo de amigos. También es un tiempo para el amor de pareja.

Año 7: Un tiempo para analizar y comprender

Este promete ser un tiempo muy introspectivo, un período de pausa y reflexión en medio de algunos ciclos muy activos en tu vida. Este año te traerá la oportunidad de conseguir algún tipo de comprensión acerca de tu ser, y emplearás mucho tiempo en la contemplación. Es un buen momento para reflexionar sobre el pasado y para planificar el futuro.

Año 8: Logros y ganancias económicas

Este es un año poderoso, un período en el que puedes alcanzar muchas realizaciones en tu vida. Después de venir una época introspectiva, te sientes con deseos de obtener éxitos. Este es un año de grandes decisiones y de logros profesionales.

Año 9: Reflexión y búsqueda

Ha llegado el tiempo de completar cosas, pues se llega al final de un ciclo. Es un tiempo para detenerse y hacer inventario de lo que se ha logrado en el período de nueve años que termina. Algo se acaba sin remedio, y por ello hay que empezar a sembrar las semillas para el nuevo ciclo que comenzará en breve. Cuida la calidad de lo que sientes y piensas, porque estás preparando el terreno para una nueva y excitante etapa de tu vida.