Júpiter y Urano seguirán activos en 2014

Quiero escribir algo más sobre la cuadratura Júpiter-Urano que estamos experimentando durante estos días.

La cuadratura no es más que una parte de un ciclo más amplio, que se inició en 2010, cuando los dos astros se encontraron en los cielos. En ese momento, algunas cosas comenzaron y otras finalizaron.

Entre junio de 2010 y los pimeros días de 2011 (con el punto más fuerte en septiembre del 10), sentimos la necesidad de transformar viejos hábitos y de abrirnos a energías novedosas. Estas pudieron tomar la forma de personas que provocaron un cambio interno, o bien se pudo tratar de acontecimientos o de despertares de la conciencia. Así que estos días conviene preguntarse ¿qué comenzó para mí en aquel momento?

Para entender el simbolismo de estos planetas en conjunción podríamos vizualizarlo a través de algo tan natural como el nacimiento de un pollo.

A medida que se va cumpliendo el ciclo natural de incubación (21 días), el pollito ha crecido tanto, que literalmente ya no cabe dentro del cascarón. Así que debe romperlo, y hacer esto es un acto de fuerza, de fe y de valor, pues se trata de un ser muy débil ante un obstáculo muy fuerte para él. Como sabrán aquellos que se hayan criado en contacto con la naturaleza, en cuanto el pollito empieza a abrirse camino, la gallina ayuda desde fuera y termina de romper la cáscara. Pero él debe iniciar el proceso.

A todos nos llega ese momento en que ya no podemos crecer más (Júpiter) dentro de los límites y tenemos que romperlos (Urano) para poder seguir prosperando. Los límites son buenos, nos protegen, nos dan seguridad, pero como el pollito, si a los 21 días no empiezas a romperlos, te mueres.

Como dije anteriormente, la parte buena es que en cuanto rompes un poco el cascarón, rápidamente llega una ayuda más poderosa que tú que termina el trabajo por ti. No hay que saltar al vacío, los puentes aparecen.

Eso en cuanto a la conjunción que se dio en 2010. Ahora, el ciclo ha seguido adelante y nos encontramos con la primera prueba, que se da cuando hemos cubierto la cuarta parte del camino hasta la próxima conjunción.

Estas son las fechas exactas en las que se da la cuadratura Júpiter-Urano (aunque su energía se nota días, e incluso semanas antes y después de esas fechas):

  • 21 de agosto de 2013
  • 26 de febrero de 2014
  • 20 de abril de 2014

Por tanto, tenemos un ciclo de ocho meses en los que estos planetas estarán empujando a todas las personas a definir lo que comenzaron en el 2010. Quien dejó pasar aquella oportunidad, sentirá una enorme tensión, quien comenzó un camino de apertura y crecimiento, tendrá la oportunidad de profundizar en él. No hay que engañarse, no es una vivencia sencilla, pero si ya hemos roto la cáscara, el camino que queda a partir de ahora nos conducirá a un buen resultado.