Padres

Hay algunos que, por no haber sentido el cariño paterno, lo buscan en el alcohol. Otros lo imaginan en un trono en el cielo. Pero también existen los que, sintiéndose mejores que los anteriores, persiguen al padre anhelado en el gurú de turno, el chamán, el psicoterapeuta o el maestro zen.

Cualquier cosa antes que acercarse al padre real y decir: “No me importa el pasado. Te amo.”