Landslide – Stevie Nicks

Hay varias cosas que aprecio en Stevie Nicks. La primera y más frívola, es que cumplimos años en la misma fecha, aunque claro está, me conmueve más su capacidad para crear y reinventarse durante tantos años, para salir de todos los pozos de la vida con integridad y gracia, sin dejar por ello de ser una auténtica reina de la música popular. Y sobre todo, admiro en ella la madurez para componer una canción como “Landslide” a una edad muy temprana.

[En este vídeo, en el que homenajea a su padre, no hay que perderse dos imágenes. En una de ellas, el viejo Nicks posa con un retrato de su hija con Lindsay Buckingham; en la otra, el padre y el casi-yerno están abrazados de espaldas a la cámara. Mucha historia y mucha clase. Una versión de Buckingham y Nicks, se puede ver aquí.]

Tomé mi amor y lo dejé caer.
Subí a una montaña y me di la vuelta.
Y vi mi reflejo en las colinas cubiertas de nieve,
hasta que la avalancha me llevó hasta el fondo.

Oh, espejo en el cielo, ¿qué es el amor?
¿Puede la niña dentro de mi corazón elevarse por encima de él?
¿Puedo navegar a través de las mareas cambiantes?
¿Puedo manejar las estaciones de mi vida?
No lo sé.

Bueno, he tenido miedo de cambiar,
porque he construido mi vida alrededor de ti.
Pero el tiempo te hace más audaz.
Incluso los niños crecen
y yo me estoy haciendo mayor también.
Oh sí, me estoy haciendo mayor también.

Así que toma este amor y déjalo caer.
Si escalas una montaña, da la vuelta.
Y si ves mi reflejo en las colinas cubiertas de nieve,
bueno, la avalancha lo traerá hasta abajo.