El árbol por su fruto

Un árbol es juzgado por sus frutos.

Nuestra familia, pasada, presente y futura constituye el árbol.

Nosotros somos el fruto que le confiere su valor.

– A. Jodorowsky