La verdadera curación

La verdadera curación comienza cuando dejamos de pedir y empezamos a dar.

La verdadera curación comienza cuando decimos: “no me importa si me quieres o no, yo te amo”.

La verdadera curación comienza cuando cambiamos victimismo por creatividad.